Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Sábado literario de Mercedes

¡Hola a todos! Solo faltan cinco días para que el bus parta en próximo 6 de febrero. Espero que tengais vuestros relatos a punto. El tema, para el que sea olvidadizo es: UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD. Sé que algunos ya lo han escrito. Otros estarán como yo mareando la perdiz, para escoger de entre todas las posibles, aquella segunda oportunidad que tenga interés para el lector. Me gustaría pediros un favor, que el relato o el poema que escribais no sea demasiado extenso (es decir no más de 40 paginas....jajaja). Somos muchos y pasar por todos los blogs lleva tiempo. ¡Que digo! lleva días...  El interés de esta convocatoria reside tanto en la escritura sobre un tema, como en la lectura de todo lo escrito para aprender de los comentarios que nos hacen, o para cabrearnos porque no nos visitan, o porque nuestro relato no ha gustado, o porque ha gustado pero no lo han entendido, o porque hay que ver lo que me han escrito tan desagradable, o porque yo tengo menos comentarios que aquel, o porque és…

Este jueves, un relato: Vergüenza ajena

"Vergonzosos, vergonzosas..."




Vergüenza ajena: La que siente uno como propia por algo que otro hace o dice.

La secuencia siempre es la misma: Me miran, se miran, cuchichean, se sonríen, vuelven a cuchichear y después clavan sus ojos en mí. Entonces, sin saber cómo, comienzo a sentir algo muy intenso y extraño (difícil de explicar), que me sube desde los pies a una velocidad de vértigo; un calor que me recorre de abajo a arriba en un santiamén, y deja su ostensible huella en mi cara, como marca de mi vergüenza. Me pongo rojo como un tomate. Yo lo noto y ellos, también. Se burlan, lo sé. Al instante sus sonrisas se tornan en carcajadas y los cuchicheos en algarabía, y aún enrojezco más hasta el punto de creer que mi cara estallará en mil pedazos. Sé que es irracional, pero no puedo vencerlo. Soy lo peor que hay: “un cobarde”. No tengo derecho a nada.Odio ser así. Me gustaría disfrutar con amigos, salir de copas, bailar; caminar por las calles sin temer a que alguien se fije en …

¡FELIZ SEMANA!

Comienza una semana llena de posibilidades...
Esta mañana encontré por casualidad este video. La canción la había escuchado antes pero nunca en la voz de Shakira y me ha  emocionado; por eso quiero compartirla con vosotros.
¡Feliz semana!

¡Nueva Convocatoria! Sábados Literarios de Mercedes

El autobús de los Sábados literarios de Mercedes ha parado en Córdoba. Después de un hermosos recorrido por esta bella ciudad se ha estacionado muy cerca del Arco del Triunfo, en pleno Puente Romano, como podéis apreciar y su conductora, Mercedes, me ha cedido las llaves para que lo conduzca en su próxima convocatoria que será el 6 de Febrero.


Como comprobareis ya se han subido los habituales (si alguno falta que me lo haga saber, por favor) aunque sin billete por ello espero que se acerquen a la taquilla por el bien de esta empresa que nos hemos propuesto sábado tras sábado. Sin embargo, aún quedan muchos asientos vacios de manera que hago un llamamiento para todos vosotros que no habéis subido nunca. No perdáis esta oportunidad, somos una gente estupenda y estamos deseando compartir los excelentes relatos que adornan vuestros blogs.
Os aviso que soy una conductora inexperta y que es mi primera vez (…jajaja…en esto de los sábados) pero aprendo rápido y mis maestros han sido muy buenos…

Este jueves un relato: ¡Vacaciones!

SALIR FUERA DE AQUÍ





¡VACACIONES!

Un gusanillo me andaba por la barriga. No sé si de hambre o de nerviosismo. Mi madre me anunció en la cena que al día siguiente iríamos de vacaciones a la casa de la abuela. La noticia me sorprendió porque nunca íbamos cuando hacía frio y aquel invierno no paraba de nevar. Padre callaba mientras yo sorbía la aguada sopa con parsimonia, así duraba y me calentaba el estómago. Me acosté vestido, como siempre, desde que no podíamos encender la chimenea y tras la puerta entornada de mi dormitorio escuché murmullos y un extraño trajinar.




Me dormí pensando en el establo de los animales y en cómo me acurrucaría entre ellos para no sentir el frío. Nada más llamarme, me puse en pie. Adoraba las vacaciones y a mitad de curso aún más, sobre todo ahora que empezábamos a estudiar los quebrados; los odiaba. Me puse el abrigo y cogí una pequeña maleta. Con la luz apagada bajamos las escaleras de madera muy despacio para no molestar. Mi alegría contrastaba con las caras …

Dolor

El dolor constante nos retrotrae a nuestro esencia mortal y finita; cuando éste nos imposibilita llevar nuestra vida diaria a cabo captamos el sentido de la invalidez. Nuestra vida se altera y en un plis plas, todo se desmorona como un castillo de naipes.
Dicen que el dolor es creativo; numerosos artistas crearon sus mejores obras(*) en pleno dolor, pero yo lo he intentado y no he conseguido mucho...jajaja. 
He sido obediente y he mantenido mi hombro y brazo derecho  en reposo durante dos días después de que me infiltraran. Mañana me realizarán pruebas exploratorias. A ver que encontramos. Espero que nada que no pueda solucionarse con rehabilitación, masajes, corrientes...o cosas similares. El quirófano me da un mal rollo espantoso.
Siento no haberos traído esta semana las anecdotas de Berta, quizas la  próxima.
Mañana comienza una nueva semana y os deseo lo mejor. Mientras, quiero compartir con vosotros  esta bella cancion y la imágenes de la película Titanic.



(*) Frida Khalo, Sigmund Fre…

¡Este jueves un relato!: Castigo de los dioses

Mito




Castigo de los dioses

Tenía una vida, que no era tal; una ilusión que me sostenía en pie y un deseo que me ayudaba a sobrevivir ante el martirio de enfrentarme al nuevo día.
Quería cambiar de vida. Salir de aquel infierno y estirar los brazos para poder asir lo mínimo para ser feliz: algo que llevarme a la boca, algo con lo que cubrirme y algo por lo que sonreír.
Me ofrecieron una nueva vida, lejos de la desdicha, la pobreza, la destrucción, la lucha fratricida, la intolerancia religiosa…

Acepté el cambio de vida. Me trasladaron en un sucio camión junto con otras chicas, amigas, vecinas… desconocidas. Muchos días de viaje soñando. Hambre y sed, calmadas con las lágrimas de la alegría ante lo que se avecinaba.

En mi recién estrenada vida no sé si es de día o de noche, si el cielo es azul o gris. Me muevo, entre las destartaladas paredes de esta vieja casa con las ventanas tapiadas, como una autómata, siempre dispuesta a la llamada. No hay nada por fuera de esto. Todo mentira.

Los diose…

La culpa fue del...

Anécdotas navideñas La culpa de que la Nochebuena la pasáramos en el servicio de urgencias fue del cochinillo o no. Este año, mi hermana Lola, en cuya casa nos reuníamos, se empeñó en asar un lechón al más puro estilo segoviano, siguiendo una receta de su amiga Merce, que la heredó de su abuela y que sólo daba a sus más íntimas. Nos encontrábamos sentados alrededor de la mesa ovalada de palisandro y nogal, cuando apareció con la bandeja en las manos, algo bamboleante por el peso, pero con una gran sonrisa de satisfacción. Con suavidad la depositó en un extremo. A mi lado, como de costumbre, se sentaba Raquelita, mi sobrina nieta. —¡Vaya! Me dejé atrás el cuchillo de trinchar —dijo Lola antes de dar una revolandeta y perderse de vista por el pasillo.
Todos contemplábamos al cerdito despanzurrado cuyo color rosado se había vuelto dorado por efecto del calor del horno. Sus opacos ojos nos miraban sin vernos; su morro brillaba bañado por la grasa que sudaba y el fino rabito caracoleaba en e…

Este jueves, un relato: "Despecho"

Despecho: Malquerencia nacida en el ánimo por desengaños sufridos
en la consecución de los deseos o en los empeños de la vanidad. (RAE)



Despecho narcicista

—¿Pero qué pasa, tío? ¿Duermes o te haces el dormido? Anoche dejaste las cosas a medio terminar. Es hora de finalizarlas.
Escucho las palabras que salen de la garganta de esa mujer que no reconozco, acompañadas de una sonora carcajada que retumba en mí golpeándome la cabeza.
Un hormigueo recorre mi estómago y un escalofrío me sube por la espalda. ¿Qué cojones dice esta puta pelirroja?
—¿Qué haces en mi cama?
—¿No te acuerdas de mí?  Anoche tomamos unas copas y bailamos en la discoteca. Te dedicaste a sobarme y cuando te excitaste me pediste que viniera a tu casa.
Mientras dice esto, mete la mano debajo de las sábanas y toca mi flácido pene.
—¡No me toques! —grito a la vez que le aparto la mano con violencia.
No estoy dispuesto a dejarme embaucar por menuda zorra. Siempre actúan de la misma forma. Primero todo es perfecto y luego todo s…

Sábados Literarios de Mercedes: "He tenido un sueño"

Un leve temblor seguido de un escalofrío me sacaron del profundo sueño. Lo primero que advertí fue una sensación de tirantez en la espalda. Estiré con dificultad el brazo hasta aquella zona y aprecié una pequeña elevación, como un suave montículo en un aplanado valle. Cerré los ojos y me dormí.
Al poco, una desagradable impresión me volvió a sacudir. La tirantez había desaparecido pero se adivinaba algo extraño en esa zona. Me incorporé y salté apresurado de la cama.
Me planté delante del espejo para contemplar pasmado como unas enormes alas grises enmarcaban mi figura. Cerré los ojos con fuerza. Quería que desaparecieran. Uno, dos…, cinco segundos.
Al abrirlos me hallaba de pie en el estrecho alfeizar de la ventana, de un piso muy alto. Miré hacia abajo y todo se desdibujó envuelto en el torbellino fabricado por mi temeroso cerebro. Un espasmo en el estómago y una arcada me recordaron  mi pánico a las alturas; me pegué al cristal como una lapa, intentando asirme a un inexistente agar…