miércoles, 30 de noviembre de 2016

¿Y si volvemos a contar a nuestros niños el cuento de Caperucita Roja?




El psicoanalista Bruno Bettelheim, en su libro, El significado de los cuento de hadas, plantea que los cuentos infantiles son claves para cubrir determinados intereses y necesidades surgidos en el desarrollo y crecimiento del niño. Los diferentes significados que acompañan a su lectura pueden ser recogidos y aplicados por los infantes, además de ofrecer a su imaginación nuevas dimensiones a la que le sería imposible llegar por sí mismo. Del mismo modo, la temática de los cuentos suele sustentarse en problemas universales que preocupan al niño, ofreciendo una educación moral mediante algo tangiblemente concreto y lleno de contenido.

Llevamos muchos años asistiendo a un acoso y derribo de la literatura infantil clásica —los llamados cuentos de hadas—, tachados de sexistas, clasistas, inadecuados, alarmistas…etc. Sin embargo, a veces es bueno echar la vista atrás, hacia aquello que por clásico no deja de tener vigor, porque ahí puede que esté la enseñanza que queremos transmitir. 
En 1697, Charles Perrault, recogió en un volumen de cuentos, una leyenda de tradición oral surgida en Centroeuropa, con la intención de prevenir a las niñas de encuentros con desconocidos. Se trata de el cuento de Caperucita Roja que pretendía remarcar los peligros de las niñas cuando abandonaban el poblado seguro y se adentraban en el bosque. Simbólicamente es muy rico: 
Caperucita Roja representa la ingenuidad pero también el atrevimiento, la transgresión de la norma. De hecho, la capa roja indica al mismo tiempo inocencia y pasión. 
El camino a casa de la abuela simboliza los peligros de conlleva transitar por parajes desconocidos.
El lobo representa la maldad, las malas intenciones de los sujetos que pueblan ese camino. La abuela es un claro ejemplo de lo fácil que es hacerse pasar por otro, esconder la identidad propia y  la feliz mamá, crédula, confiada de su hija, que no solo no toma precauciones sino que la expone aunque sea de manera inconsciente al peligro.

En la actualidad no sé que uso se hace de este cuento —yo sí recuerdo habérselo contado a mi hija—, pero tengo claro que es de plena vigencia. Basta con que lo adecuamos a la realidad diaria y su moraleja, «no fiarse de las personas en general pues no sabemos sus intenciones», seguirá siendo válida. 
Son muchos niños los que se se adentran en el mundo virtual (el bosque), ingenuos, inocentes y, al mismo tiempo, atrevidos, con ansia de conocer qué hay más allá de la pantalla sin que sus padres adviertan el peligro que conlleva. Los acosadores en general, depredadores psicológicos, sexuales (los lobos), acechan por los rincones de las redes sociales a la espera de saltar sobre sus víctimas. Pero no lo harán directamente sino con engaños, con juegos, con golosinas irresistibles para ellos que nunca rechazarían.  Más adelante, se disfrazarán de personas cercanas (la abuela), y aunque  intenten cerciorarse de que realmente están tratando con alguien de confianza, su inmadurez les impedirá advertir el peligro y caerán de pleno en las garras del lobo, del depredador. ¿Y dónde estaba el cazador que salva a la niña y mata al lobo? Por desgracia para muchas de estas niños, en la actualidad, el cazador no apareció y sucumbieron. No hubo un final feliz.
Y por eso me reitero en que siguiendo la tradición oral debemos levantar la voz, pregonar los peligros que se derivan de una mal uso de Internet; crear estrategias, dotar de armas suficientes (cazadores) que ayuden a nuestras/os Caperucitas/os a comprender lo arriesgado de caminar por ese frondoso bosque virtual, a fin de que lo hagan con seguridad y sin «entablar conversaciones con extraños».


 

15 comentarios:

  1. Buenas tardes, me ha llamado mucho la atención tu entrada ya que he realizado varios estudios sobre los cuentos.
    Concretamente, el cuento de Caperucita Roja no está catalogado por los expertos como cuento maravilloso ya que no cumple las características de los mismos.

    Estoy completamente de acuerdo en que los cuentos siempre están contextualizados en el tiempo y son muy útiles para los niños aunque su primera misión no fuera esa ni estuviera dirigido a los niños.

    Un mundo, el de los cuentos, impresionante.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue por casualidad que vi la relación con lo que acababa de escribir en la tercera novela de la Trilogía. Gracias por comentar.Besos

      Eliminar
  2. Le encantaba ese cuento a mi hija. Aunque me pedía que se lo contara sin dientes, porque jugaba a comermela cuando llegaba lo de que dientes más largos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo hacía con mi hija y le encantaba que imitara las voces. Gracias por venir hasta mi blog. Besos

      Eliminar
  3. Y es el tema de este jueves.
    http://molidelcanyer.blogspot.com.ar/2016/11/convocatoria-juevera-para-el-jueves-1.html

    Creo que alguna gente debería recuperar el disfrute por las buenas historias. Y esta lo es. Es cierto tu planteo, sobre que es una clase de advertencia. Creo que el lobo de cuento era un ser inofensivo, en comparación con los simbolicos. Era peligroso pero eso estaba en su naturaleza.
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo incluí en el jueves porque lo vi demasiado largo ;-) Besos y gracias por leerme

      Eliminar
  4. Este cuento y otros del estilo son conocidos por los niños aunque no se los hayan contado, es como el que nunca ha escuchado a los Beatles pero todos saben quienes son, y muchos de estos cuentos fueros ideados para adultos, por eso son tan crueles y tristes. Y dicho esto soy defensora de ellos y en mi casa estan todos. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que de esta manera o de otra concienciemos a nuestros niños de los peligros que pueden existir en el bosque virtual. Besos

      Eliminar
  5. En el cuento de Caperucita, la malvada siempre me ha parecido la madre ¿por qué deja que su hija vaya sola a casa de la abuelita si sabe que tiene que atravesar un bosque donde hay lobos? :-))))
    Bromas aparte, me ha gustado la metáfora. Volvamos a contar el cuento, si damos información a nuestros hijos (de manera adecuada) no solo les ponemos sobre aviso sino que les dotamos de herramientas que pueden usar para su protección y defensa. La información es poder, eliminarla del cuento deja agujeros peligrosos. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj yo también pensé eso de la madre pero en verdad es que no llega al alcance de los peligros que puedan existir. Un beso

      Eliminar
  6. Reinventarse, eso es, para que los niños no te llamen antigua. Tendré que aprender a darle la vuelta a los cuentos. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomar conciencia de la manera que sea. Tenemos que modernizarnos. Besos

      Eliminar
  7. Una genial interpretación de este clásico cuento.
    Es muy importante que nuestros niños se queden con lo esencial. Hay que encontrar la manera de llamar su atención para que vean el peligro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luisa, por venir hasta mi casa, ahora tuya, también. Besos

      Eliminar
  8. Coincido con Demiurgo con que el tema se enlaza con el del jueves de Inma, no lo encontré demasiado largo. Quizás los pro y los contra de los cuentos con moraleja dependa del punto de vista desde donde se los analice: como fantasía simbólica o desde una segunda visión más literal que pueda resultar contraproducente. Creo que debe prevalecer el sentido con el que la puedan llegar a entender los niños.
    Un fuerte abrazo y gracias, te lo reitero por aquí, por sumarte a mi propuesta de la tarjeta.

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (195) Personal (136) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (14) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (7) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) microrrelato (1) presentación (1) psicópata (1) relato (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com